El día 2 de Enero del 2017, hemos llegado al gran día. Celebrar el Bicentenario
de nuestro Instituto nos lleva a pensar con alegría que el camino ha sido el correcto, que la opción sigue siendo el menos favorecido económica, espiritual y emocionalmente.

El Bicentenario es hoy el derrotero de un nuevo comienzo, una idea que nos remita a “estar atentos a los signos de los tiempos”, a mejorar nuestro panorama educativo desde las necesidades de nuestros alumnos.
Hoy es el gran día en el que reconocemos que si lo Marista sigue presente, es por las grandes almas de Hermanos, profesores, alumnos y padres de familia que han aceptado el carisma en sus vidas.
Es momento de hacer un alto, para agradecer a Dios por estas personas que nos han precedido, agradecer a Dios por ser parte de la historia, por el carisma Marista que es don de la Iglesia para tí, para mí, para todos los que hoy decidimos decir#SomosMaristas