Nuestro fundador ” San Marcelino Champagnat”


San marcelino Ch.UN ESTILO EDUCATIVO
1.1 MIRAMOS AL FUNDADOR SAN MARCELINO CHAMPAGNAT.

El Padre Marcelino Champagnat (1789-1840) fue un sacerdote francés, influenciado por las ideas de la libertad, igualdad y fraternidad que guiaron la Revolución Francesa y por la devoción a los corazones de Jesús y María imperante en la piedad popular de su tiempo.

En su niñez experimentó una educación deficiente y a poco menos de un año de haber sido ordenado en 1817 funda una comunidad de catequistas-educadores que velara por los niños y jóvenes más desatendidos tanto en el mundo rural como en el urbano. Esta comunidad recibió por parte de la Santa Sede el nombre de Hermanos Maristas de la Enseñanza.

San Marcelino decía: “No puedo ver a un niño sin que tenga el deseo de decirle cuánto lo ama Jesús”. Durante su vida pidió a los hermanos que experimentaran diferentes métodos de enseñanza y llegó a la conclusión de que era preciso tomar los aspectos positivos de cada uno de los existentes en su época. También decía que “para educar a los niños hay que amarlos y amarlos a todos por igual” y en otro momento dijo que se les comunicara a todos que “Jesús, María y él les amaban”.

 

2.- Misión :  Evangelizar Educando y Educar Evangelizando.

Los Hermanos Maristas tenemos rasgos pedagógicos comunes que nos identifican desde nuestros orígenes y que continúan presentes en el Instituto Queretano Primaria A.C.

Discípulos de Marcelino Champagnat, Hermanos y laicos, juntos en la misión, en la Iglesia y en el mundo, entre los jóvenes, especialmente los más desatendidos, somos sembradores de la Buena Noticia, con un peculiar estilo Marista, en la escuela, y en otros campos educativos. En este documento hemos reunido cinco rasgos que nos identifican como maristas desde nuestros orígenes:

  1. Sencillez.
  2. Espíritu de familia
  3. Amor al trabajo
  4. Pedagogía de la presencia
  5. Presencia maternal de María.

 

Queremos que sean conocidos y puestos en práctica por todo el personal de nuestro Instituto, que el conocimiento y la transmisión de los mismos sea heredada a los alumnos, sus familias y la sociedad Queretana.

La finalidad de este documento es ser referencia y apoyo en la programación y práctica docente. Todos sugieren propuestas prácticas para nuestra acción educativa.

A lo largo de los años 1942-1945, fueron surgiendo las siguientes secciones de la obra marista, en Querétaro: –      EL Instituto Queretano, en el centro de la ciudad. –      El Juniorado de Ntra. Sra. De Guadalupe, para los  aspirantes maristas. –      La Escuela Normal Queretana, en la que los Hermanos se capacitaban para su labor docente y catequística, y obtenían así los títulos oficiales necesarios. Presentamos a continuación algunos detalles de la labor de los Hermanos fundadores del Instituto Queretano que supieron llevar a la par la formación intelectual, religiosa, física y artística, de los primeros alumnos, dentro del sistema educativo marista. También damos a conocer algunos de los trabajos y sufrimientos de los Hermanos y de un centenar de formandos maristas, para adaptar el edificio de “EL Molino” a la vida religiosa y académica, a ejemplo de Marcelino Champagnat y de los primeros Hermanos de la Valla y el Hermitage, cien años antes.